Inicio - Introducción a la Web





La Comunicación, entendida de la forma más general, es la transmisión o puesta en marcha común de un mensaje. El emisor emite o difunde un mensaje a través de un canal y es recibido por el receptor, quien lo interpreta, analiza y saca sus propias conclusiones, teniendo la posibilidad de responder. Es decir, el mensaje se “alimenta” con las aportaciones del receptor, y ahí es donde está la verdadera esencia del proceso de la Comunicación.

A través de la historia el hombre ha mejorado su forma de comunicarse es donde la irrupción de la escritura permite que las personas se sientan conectadas independientemente de la distancia física que las separa.

Su evolución desde los gestos y símbolos, siguiendo por la escritura jeroglífica, el descubriendo del papiro, más tarde los pergaminos, el papel, los manuscritos, la imprenta, que permitió la difusión de una mayor información para todas las personas en todos los lugares. Los primeros periódicos contribuye a la difusión de los acontecimientos y al conocimiento de los progresos.

El telégrafo y el teléfono anuncian la aparición de la radio, el cine, la televisión y demás medios de comunicación de masas, que tanta influencia tienen en la sociedad y en el proceso de formación de la llamada opinión pública. Estos avances e innovaciones tecnológicas han ido modificando los canales de transmisión de ideas, noticias, información y conocimiento. Internet, la telefonía móvil, las comunicaciones inalámbricas o los satélites son algunos ejemplos del abanico de posibilidades que abre ante nosotros la evolución en la comunicación.

Esta sección se abre para informar, exponer opiniones y comentarios sobre los acontecimientos políticos en general, y de Benalmádena en particular, a modo de pregonero informatizado, y sin gritos ni aspavientos utilizar las nuevas tecnologías para divulgar a los cuatro vientos el día a día, dejando oír una voz en silencio, la de la gente de a pie, sin recortes ni censuras.

El Vocero