Artículos



NO HAY DUDAS CORTÉS SIGUIENDO LOS PASOS DE SALIDO
 


Este titular lo colgaba anoche, pero hoy a la luz del dia con mas detalles cuelgo nuevas fotos.

En el puerto por lo que se ve todo es válido, siempre que se atrinque, lo peor de todo es que no se hace nada que sea novedoso, todo son calcos y copy de cosas que se hicieron con anterioridad, y encima criticadas o que terminaron como el rosario de la aurora, cambiará el lugar de ubicacion, pero es más de lo mismo.

Ahí está el jumping, en un sitio privilegiado para que todo el mundo lo vea, y lo verán, por ver, verán hasta la torre vigía desde distintas panorámicas de alturas.

Lo que nadie veía y que ahora verán y molestará al negocio es el indigente que duerme en uno de los bancos de la escalera, o verán a esa señora de cara achicharrada que no tiene nada más que tres bolsas de plástico por toda pertencias pero que da de comer a los gatos, con quienes habla y les hace compañia.

Se sienta aquí o allí, cualquier banco es bueno, sentada dando la espalda al mundo para estar inmersa en el suyo, despreocupaba de que nadie le va a quitar lo que es suyo, tal vez porque no tiene valor excepto para ella misma. Ella estaba antes que éstos "conquistadores" del lugar , una "indigena" que nadie veía y que si veían ignoraban, pero que forma parte del puerto, y que quien sabe si la "expropiarán" porque desentona con el entorno recien creado, pero que nadie prestó atención antes.

Este titular lo colgaba anoche, pero hoy a la luz del dia con mas detalles cuelgo nuevas fotos.

En el puerto por lo que se ve todo es válido, siempre que se atrinque, lo peor de todo es que no se hace nada que sea novedoso, todo son calcos y copy de cosas que se hicieron con anterioridad, y encima criticadas o que terminaron como el rosario de la aurora, cambiará el lugar de ubicacion, pero es más de lo mismo.

Ahí está el jumping, en un sitio privilegiado para que todo el mundo lo vea, y lo verán, por ver, verán hasta la torre vigía desde distintas panorámicas de alturas.

Lo que nadie veía y que ahora verán y molestará al negocio es el indigente que duerme en uno de los bancos de la escalera, o verán a esa señora de cara achicharrada que no tiene nada más que tres bolsas de plástico por toda pertencias pero que da de comer a los gatos, con quienes habla y les hace compañia.

Se sienta aquí o allí, cualquier banco es bueno, sentada dando la espalda al mundo para estar inmersa en el suyo, despreocupaba de que nadie le va a quitar lo que es suyo, tal vez porque no tiene valor excepto para ella misma. Ella estaba antes que éstos "conquistadores" del lugar , una "indigena" que nadie veía y que si veían ignoraban, pero que forma parte del puerto, y que quien sabe si la "expropiarán" porque desentona con el entorno recien creado, pero que nadie prestó atención antes.

Ver las fotos en el mísmo artículo de Facebook


M. Cruz