Artículos



LA GENTE TIENE MALA MEMORIA
 

Esto es lo que más me molesta, que no se acuerden de todo lo que dijeron cuando estaban a éste lado de la orilla, y ahora desde la otra bien salvaguardado, bien comido, asegurado unos años, se permitan decir otras cosas. ¿Se puede cambiar de forma de pensar? por supuesto que sí, pero hay que ser coherentes con lo que se dice, y si se dice que se diga algo, no hablar para no decir nada, para no decir nada y señalar cuando te puede salpicar, la mejor opción es mantenerse callado, y que digan otros lo que querían que tu dijeras. 

El 2012 y 2013 fue un año para mí intenso con todos esos de la oposicion y de todos aquellos que se montaban a un carro nuevo porque lo habían echado del que estaba anteriormente. 

Yo podría hacer recordar a más de uno de esos que ahora hacen crítica pero no autocrita a sus pasados más recientes. Leía ayer un correo que empezaba así: 

Estimado Manolo: 

Voy a intentar aclarar algunas de las dudas que me planteas, pero antes quiero recordarte que la difusión del contenido de un E mail privado como este está tipificada en el artículo 197 del Código Penal. Vamos, que lo que aquí va escrito es para tí y para mí. 

Dicho esto: ....... 

La gente no es tonta para adivinar que detrás de esta introducción debe de haber, al menos para quien lo dice palabras de compromiso, y transmite miedo, mucho miedo, que ha sido la tónica para colgar y quitar artículos constantemente. 

Pero no hay que olvidar, ayer se lo decía por correo electrónico, que según Protección de Datos, y creo que no lo he entendido mal, prevalevece una comunicación de interés general que la propia protección del dato en sí, así lo he entendido. 

Y en este caso si se cobra de las arcas públicas ¿porqué no iba a ser de interés general que se cobra, para decir este tipo de cosa olvidando su ayer?. 

No voy a perder más el tiempo, cuando hay tanto por hacer, y abrir 69 correos que no son muchos, es mucha faena intrascendente y que me distrae de lo verdaderamente importante, DISFRUTAR CON LO QUE SE HACE, ya todos nos conocemos y sabemos de qué palo vamos cada uno. 





M. Cruz