Artículos



LA BANDERA (Día de la Hispanidad)
 

Un pedazo de tela rectangular generalmente, aunque las hay de distintos tipos y formas, telas de colores combinados, que se cuelga en un asta o en edificos preferentemente oficiales. Estas telas, que no dejan de ser eso por su forma material trapos de colores, pero que identifica o representan a personas a lugares, regiones o comunidades, paises, y porqué no, al mundo minúsculo de todas las naciones de una galaxia.

Y algunos de los que se limpian el culo con ellas o las desmerezcan, la escupan, las quemen o la desprecien, tienen la desgracia o la suerte, según quién mire, que también están ellos por debajo y representado por otra bandera a la que se debe y respeta porque supuestamente identifica sus ideales, sus formas de pensamientos, colorea sus sentimientos.

Banderas que representa también a asociaciones, colectivos sociales de todo tipo, hasta de equipos de fútbol, con colores por los que dicen morir algunos, como otros puedan morir por los colores de sus paises. Todos tienen una bandera que más o menos los identifica, hasta las ganaderías taurinas y equinas tienen sus divisas y enseñas de colores, por tener HASTA LOS PIRATAS TIENEN SU BANDERA.

Pero aparte de ser tela, trapo, o lo que algunos quieran calificarla es un símbolo de gran relevancia que combina como digo colores y que representan y tienen mucho más valor que el precio de compra en un chino. Si la bandera del orgullo es explícita y combina con todos sus colores sexualidad, vida, salud, luz de sol, naturaleza, magia-arte, serenidad y espíritu, hay que respetarla, así como a todos los que representa, ¿porque la bandera Rojigualda, la bandera nacional, ha de ser la vergüenza y la irrespetuosidad de otros cuando representa a pueblos, regiones o comunidades de un país?.

A la bandera se le debe respeto por lo que representa, UN PAÍS, una forma de pensar, una bandera no representa un partido político, ellos tienen también su bandera, no representa a sinverguenzas, chorizos, asesinos ni mangantes, éstos se representan ellos solos aunque se ponga sobre los hombros la bandera. Y hay que aprender a separar eso. Yo juré a la bandera, no juré a nadie en particular, establecí un sentimiento y un vínculo. Las banderas "hablan".

Como digo tantas veces nadie puede cambiar un país si no es capaz de arreglar su casa, y arreglando una a una, pueblo a pueblo cambiaremos el mundo, y para eso no hay que transigir ni claudicar tanto, ni cambiar el orgullo ni la libertad ni la capacidad de decidir por un plato de lentejas, no pensar en el que dirán ni que me señalen, no sea qué. Hay que protestar lo que està mal y exigir que se solucionen las cosas, gobernar a los políticos que están o deberían de estar al servicio del pueblo, sus "contratantes", controlar y no permitir sus desmanes y sus incompetencias.

Y las banderas no tienen culpa de éste desaguisado, LA TENEMOS LOS QUE ESTAMOS ARROPADOS DEBAJO DE CADA UNA DE ELLAS, y lo permitimos con nuestros silencios y falta de acción.

Hay que respetar las banderas de cada cuál, todas esas que añado (29) de las comunidades, de las distintas Cortes, de las Asambleas, de la Junta General, de nuestras provincias (Málaga y Cádiz), y pueblos (Benalmádena y El Puerto), independentistas o no, hasta la del Atl. Benamiel, porque cuando se falta al respeto a una bandera, a eso que algunos llama trapo, se está faltando a sus propios valores como persona.

HOY DÍA DE LA HISPANIDAD, día de la bandera española.

M. Cruz



ENLACE:

Ver fotos y comentarios del artículo en Facebook