Artículos



¡¡¡ HABRÁ QUE SER IMBÉCIL !!!
 

Nunca esperé nada de nadie, yo me fuí, me despedí, colgué las botas....... no había ni interés, ni compromiso, ni petición con nadie de nada.

Si no hubiera sido por aquellas inoportunas palabras, por decir imbecilidades, por sus trapicheos, se hubieran ahorrado ... ¡¡ lo que se hubieran ahorrado en estos dos años !!., y aún queda.

Hoy lo he encontrado y lo pongo para ratificar y esclarecer



M. Cruz