Artículos



ESTE ELEFANTE NO ES DE PEÑARROYA
 

Y lo tengo que decir claro y alto. Seguramente Vdes no se han dado cuenta en la foto que colgué este mediodía, al menos no lo han comentado, pero tengo un amigo, tener amigos para esto, un poco cabroncete que le gusta chincharme, aunque yo se y así lo ha demostrado muchas veces que "casi me quiere", pero también le gusta ponerme a noventa haciendome ver que la duda existe siempre, y vaya por Dios el tío ha visto el elefante detrás de la pantalla del PC, a la derecha.  

Y claro le ha faltado tiempo para preguntarme si ese es uno de los elefantes de la rotonda. El hijo de su puñetera madre como dicen en mi pueblo le gusta el cachondeo más que a un tonto eascarse una pupa, y ha dicho se la voy a dar al Manué.  

Mire Vd. amigo mío, ese elefante es albino, lo trajo mi mujer del chino porque le dijeron que poniéndolo mirando a la puerta traería dinero a casa, y está uno tan guarnío de cuartos que por intentarlo que no cuele. El elefante lleva ahí no se cuanto tiempo sin moverse, con dinero que ya no es de curso legal liado en la trompa, la puerta del garaje la dejo abierta hasta por las noches porque si no entra dinero por lo menos a ver si entra alguien que se lleve el elefante y me quito de historias. Lo mejor de todo es que no hay que sacarlo tres veces ni echarle agua siquiera.  

Decía mi mujer que a lo mejor pintándolo...... y con el dinero de la purpurina me tomé dos cañas porque sabia que el resultado iba a ser el mismo, y al chino que más le iba a dar.  

NO AMIGO MIO, éste elefante no es de Peñarroya, este elefante no es un reconocimiento ni un agradecimiento, este elefante me costó cinco euros, no es como una de esas estatuillas de la "Niña de Benalmádena" que los politicos regalaban a las autoridades que nos visitaban y que había que obsequiar por cortesía y seguramente a la espera de algo más tarde, y que costaban cada uno 400 euros que pagaban todos Vdes, por eso Carnero encargó las mil corbatas con el logo, porque iba a ser más barato, hay que decirlo también.  

A este elefante le puse mucho empeño, aunque hace muchos meses que lo tengo olvidado, antes le ponia cada noche una especie de manto billetero floral a ver si caía algo, a ver si atraía la buena suerte, pero ya me jarté de poner y quitar, hasta pensé pegar los billetes con silicona para que no se los llevara el viento y ponerlos fijos y que elefante creyera que era una jungla natural, pero no este elefante no tiene alma, no tiene sentimientos, y si no fuera porque a veces me habla y yo lo escucho lo tiraba ya al cubo de la basura. Empece con billetes hasta de 100, 200 y 500 y como no hacía caso me pasé a las monedas, por si era mucho pedir, y ná de ná.  

Algún día contaré mi verdad y explicaré que el garaje no es mi sagrario, ni mi confesionario, ni siquiera estoy a gusto, pero es en donde me han aposentado para aislarme del resto porque están hasta el gorro. No puedo ni tropezar con una silla y espachurrarme el déo gordo sin poder decir siquiera "joderrrr", porque se oye desde la habitación de al lado ...... ¡¡ que pasa otra vez en Benamáldena !!.  

Mi mujer me ha amenzado con comprar con la próxima pension un inhibidor de frecuencia para móviles, pero no quiero revelarme, aunque es la única que domina al vocero, vocerittoooo, me dice cuando me quiere llevar por verea, y yo me callo, y se que se venga, hoy por un plato de arroz que me he comido, con eso de que me tocaba hoy la cocina, la de cacharros que me ha dejáo......  

Pero hoy estoy tranquilo ni con lo que me diga Torremuelle me acelero, hoy me he levantado a las once y veinte de la mañana y porque la perra se ha colado en la habitación y muy seria al lado de la cama me ha dicho: Oye tú, te levantas o me cago ya en el pasillo...... y es que en mi casa todos manda menos yo.  

Por cierto por si lo del elefante no surte efecto por ser billetes que no son de curso legal, manden alguno prestado para hacer la prueba con los buenos, me comprometo a devolverlos cuando surta efecto.  








M. Cruz