Artículos



A DIOS REZANDO Y CON EL MAZO DANDO
 


(PRISIÓN DE UNO A CUATRO AÑOS Y MULTA DE DOCE A VEINTICUATRO MESES - CON LA DE INHABILITACIÓN ABSOLUTA POR TIEMPO DE SEIS A DOCE AÑOS)

Aunque la verdad sea dicha le estoy rezando todos los días, por la noche cuando me acuesto y por las mañanas cuando me levando a Tomás Moro, el patrón de los abogados, de los jueces, de los juristas en general, al final me va a volver la fe, aunque con la Justicia y con el tiempo ésta aparece y desaparece.

Y es que la fe cuando las cosas duran tanto se va, porque la Justicia va muy lenta, al menos no al ritmo que uno quisiera, y lo entiendo porque no creo que no haya un cajón de cualquiera de los jueces de Torremolinos que no tengan una denuncia relacionada con políticos o asuntos de corrupción en Benalmádena, y eso hace que estén hasta el gorro de todos ellos, y lo puedan dejar en el cajón en "Stand-by", pero no olvidado. Eso espero al menos que ocurra con la mía.

Hoy la leía de nuevo y les transcribo éstos dos párrafos por la importancia del hecho:

Al amparo del art. 197.2 de nuestro Código Penal:

2. Las mismas penas - PRISIÓN DE UNO A CUATRO AÑOS Y MULTA DE DOCE A VEINTICUATRO MESES - se impondrán al que, sin estar autorizado, se apodere, utilice o modifique, en perjuicio de tercero, datos reservados de carácter personal o familiar de otro que se hallen registrados en ficheros o soportes informáticos, electrónicos o telemáticos, o en cualquier otro tipo de archivo o registro público o privado. Iguales penas se impondrán a quien, sin estar autorizado, acceda por cualquier medio a los mismos y a quien los altere o utilice en perjuicio del titular de los datos o de un tercero.

3. Se impondrá la pena de prisión de dos a cinco años si se difunden, revelan o ceden a terceros los datos o hechos descubiertos o las imágenes CON LA DE INHABILITACIÓN ABSOLUTA POR TIEMPO DE SEIS A DOCE AÑOS captadas a que se refieren los números anteriores.

Por su parte, el Artículo 198 prevé:

La autoridad o funcionario público que, fuera de los casos permitidos por la Ley, sin mediar causa legal por delito, y prevaliéndose de su cargo, realizare cualquiera de las conductas descritas en el artículo anterior, será castigado con las penas respectivamente previstas en el mismo, en su mitad superior y, además, CON LA DE INHABILITACIÓN ABSOLUTA POR TIEMPO DE SEIS A DOCE AÑOS

A esperar, solo queda esperar, tener paciencia, solventar las dificultades, tener fé. Otro que rece porque lo archiven por la cuenta que le trae.


Ya se lo decian a Navas "doble rasero",
y no se equivocaron.




M. Cruz